El Shenismo es una religión tradicional china que tiene muchos aspectos interesantes y fascinantes que veremos a continuación en el siguiente artículo.

El Shenismo: una religión tradicional de China

El Shenismo es el nombre que se le da a la religión tradicional de China, la cual es la religión propia y autóctona de China. Es una religión politeísta y con ciertos elementos del chamanismo, profundamente influenciada por el budismo, el confucianismo y el taoísmo. Actualmente, es la religión predominante en China y, a pesar de ello, su número de creyentes es difícil de calcular, ya que las fuentes varían entre 880 millones y 390 millones.

Significado del Shenismo

El Shenismo proviene del chino 神教 (Shénjiào), que significa “religión de los dioses” o “religión de lo divino”. Fue acuñado por el antropólogo Allan J. A. Elliott en los años 50, y más tarde derivó en Shenxianismo (神仙教 Shénxiānjiào), que significa “religión de los inmortales” o “religión de los seres celestiales”. Estos nombres se usan para distinguir la religión tradicional china de las otras tradiciones espirituales chinas más organizadas, como el confucianismo, el taoísmo y el budismo.

Creencias del Shenismo

El Shenismo se basa en la veneración de una gran cantidad y variedad de dioses, espíritus, antepasados y fuerzas naturales. Algunos de los dioses más importantes son los ocho inmortales, que son seres que han alcanzado la iluminación y la longevidad, y que tienen poderes mágicos. Otros dioses son los que representan los conceptos del yin y el yang, el cielo y la tierra, el sol y la luna, los cinco elementos, las estaciones, los planetas, etc. También se adoran a los espíritus de los lugares, como las montañas, los ríos, los lagos, los árboles, etc., y a los antepasados, que se consideran como protectores y guías de la familia.

El Shenismo no tiene un dogma ni una autoridad central, sino que se basa en la tradición oral, los rituales, las costumbres y las experiencias personales. Los que practican el Shenismo buscan la armonía con el cosmos, el equilibrio entre el yin y el yang, la prosperidad, la salud, la buena suerte y la felicidad. Para ello, realizan ofrendas, oraciones, sacrificios, adivinaciones, festivales y peregrinaciones a los templos y santuarios dedicados a los dioses.

Relación del Shenismo con otras religiones chinas

El Shenismo es una religión sincrética, que ha incorporado elementos de otras religiones chinas a lo largo de la historia. Por ejemplo, el budismo introdujo la idea de la reencarnación, el karma, el nirvana y el culto a las imágenes. El taoísmo aportó la noción de la energía vital (qi), el camino (dao), la alquimia, el feng shui y la meditación. El confucianismo influyó en la ética, la moral, el orden social y el respeto a los ancianos y a los antepasados.

El Shenismo también ha convivido con otras religiones que han llegado a China, como el cristianismo, el islam, el judaísmo y el zoroastrismo. En algunos casos, se han producido sincretismos, como el de la Virgen de Guadalupe con la diosa Mazu, o el de Jesús con el dios Laozi. En otros casos, se han mantenido las diferencias y se ha respetado la libertad de culto.

Desafíos que enfrenta el Shenismo en la actualidad

El Shenismo ha sufrido varias persecuciones y restricciones a lo largo de la historia, especialmente durante la dinastía Qing.  Sin embargo, también ha demostrado una gran capacidad de resistencia y adaptación a los cambios sociales, políticos y culturales. En la actualidad, el Shenismo enfrenta el desafío de la modernización, la globalización, la secularización y la diversidad religiosa. Algunos de los problemas que se plantean son:

  • Cómo preservar y transmitir la tradición oral y las costumbres ancestrales en un mundo digital y urbano.

Algunas de las preguntas que se hacen para conocer y movilizar a los seguidores del Shenismo son:

  • ¿Cómo conciliar la fe y la razón, la ciencia y la magia, la superstición y el conocimiento?
  • ¿Cómo dialogar y cooperar con otras religiones y culturas, sin perder la identidad y la autenticidad?
  • ¿Cómo contribuir al desarrollo sostenible, la justicia social, la paz y el bien común?

Estas son algunas de las preguntas que el Shenismo debe responder para seguir siendo una religión viva y relevante en el siglo XXI.

Espero que este artículo haya sido de gran utilidad para ti.   Si quieres saber más sobre el Shenismo, puedes contactarnos a través del siguiente enlace en el Instituto Peruano Chino, dónde gustosamente te atenderemos. Te esperamos.

1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right