Hoy hablaremos de la elaboración de la seda china, el cual es un tejido lujoso y elegante que se ha utilizado durante siglos en la moda, el arte y la decoración. La seda se origina en China, donde se descubrió el secreto de su producción hace más de 4000 años. Desde entonces, la técnica de la elaboración de la seda china se ha perfeccionado y transmitido de generación en generación. Se ha convertido en una tradición milenaria y un símbolo de la cultura y la identidad china.

Elaboración de la seda china

En este artículo, te explicamos cómo elaborar la seda china, desde la cría de los gusanos de seda hasta el tejido de la tela.

La cría de los gusanos de seda

El primer paso para elaborar la seda china es criar los gusanos de seda, que son las larvas de una especie de mariposa llamada Bombyx mori. Estos gusanos se alimentan exclusivamente de hojas de morera, que les proporcionan los nutrientes necesarios para crecer y producir seda. Los gusanos de seda pasan por cuatro etapas de desarrollo: huevo, larva, pupa y adulto. 

La etapa más importante para la producción de la seda china es la de larva, que dura unos 30 días y en la que el gusano de seda aumenta su tamaño unas 10.000 veces.

La cosecha de los capullos de seda

Cuando los gusanos de seda alcanzan la etapa final de la larva, comienzan a hilar un capullo alrededor de ellos, utilizando una sustancia pegajosa que segregan por sus glándulas salivales. Esta sustancia se endurece al contacto con el aire y forma un hilo continuo de seda, que puede medir hasta 1500 metros de longitud. Los capullos de seda se cosechan cuidadosamente antes de que los gusanos de seda se conviertan en mariposas, para evitar que rompan el hilo al salir. 

Los capullos se clasifican según su color, tamaño y calidad, y se almacenan en un lugar fresco y seco.

Capullo blanco y amarillo del gusano de seda | Foto Gratis

El desenrollado de la seda

El siguiente paso para elaborar la seda china es desenrollar la seda de los capullos, lo que se conoce como el proceso de devanado. Los capullos se sumergen en agua caliente para ablandar la sustancia pegajosa que los mantiene unidos, llamada sericinaLuego, se busca el extremo del hilo de seda y se enrolla en una bobina, utilizando una máquina llamada devanadora. 

El hilo de la seda china se extrae de varios capullos a la vez, para obtener un hilo más grueso y resistente. El hilo resultante se llama seda cruda, y tiene un aspecto opaco y áspero debido a la sericina que aún contiene.

El hilado y el tejido de la seda

El último paso para elaborar la seda china es hilar y tejer la seda, lo que se conoce como el proceso de acabado. La seda cruda se lava y se blanquea para eliminar la sericina y otras impurezas, lo que le da un aspecto más brillante y suave. Luego, se tiñe con diferentes colores y se seca. Después, se hilan los hilos de seda para obtener diferentes grosores y calidades, según el tipo de tela que se quiera obtener. 

Finalmente, se tejen los hilos de seda en un telar, creando diferentes tipos de tejidos, como el satén, el brocado o el damasco.

El significado de la seda china

La seda china es más que un simple tejido, es una expresión de la historia, la cultura y la identidad de China. La seda china ha sido utilizada durante siglos para confeccionar ropa, accesorios, tapices, pinturas y otros objetos de arte. 

La seda china también ha sido un producto de gran valor comercial, que se exportaba a otros países a través de la famosa Ruta de la Seda. La seda china representa la sabiduría, la creatividad y la habilidad de los antiguos chinos, que supieron aprovechar los recursos naturales y crear un tejido único y excepcional. La seda china es, sin duda, un patrimonio cultural que se debe preservar y admirar.

Si deseas Aprender Chino Mandarín, puedes hacerlo con nosotros en el Instituto Peruano Chino, completa el formulario y te enviaremos en breve toda la información. 

1 Step 1

Recibe Informes 

del Curso de Chino Mandarín - 获取信息

keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right